Las necesidades educativas del alumnado con altas capacidades
«Sin Límites. Asociación Aragonesa de Altas Capacidades» se creó en abril de 2006. Somos una entidad sin ánimo de lucro, abierta a toda la sociedad, sin adscripción, filiación, ni posicionamiento alguno frente a ideología, creencias o corrientes de pensamiento.

Entre nuestros fines se encuentra la defensa de los intereses del alumnado con altas capacidades intelectuales y por ello, ante el artículo publicado en HERALDO el 7 de abril titulado «Los alumnos superdotados con necesidades especiales crecen un 86% en la concertada», queremos manifestar algunas cuestiones.

En primer lugar, no es lo mismo alta capacidad que alto rendimiento. Falta formación en el profesorado para identificar a los alumnos con altas capacidades y para reconocer sus necesidades educativas. Por eso, en Aragón solo está identificado el 0.2%, siendo una de las comunidades con menos alumnos identificados. Se estima que el porcentaje real es del 10%.

Los niños y niñas con altas capacidades intelectuales están reconocidos legalmente como alumnado con necesidad específica de apoyo educativo en la Ley Orgánica de Educación (2006) y en el Decreto 188/2017. A pesar de ser la misma normativa la que recoge la atención a los diferentes colectivos de alumnos con necesidades educativas, generalmente los de altas capacidades son los menos prioritarios. Muchas veces, a los padres nos explican que el orientador tiene mucho trabajo y que otros alumnos lo necesitan más. Precisamente por vernos continuamente discriminados es por lo que ahora no queremos que ocurra a la inversa.

Consideramos que todos los alumnos con necesidad específica de apoyo educativo tienen derecho a ser atendidos. Confiamos en la profesionalidad de los orientadores, por lo que suponemos que los alumnos identificados con altas capacidades son casos reales. Por ello, el que aumente su número es motivo de alegría, independientemente de si pertenecen a la escuela pública, concertada o privada. Ahora bien, esto nunca debería servir para no atender a otros colectivos. Si hay un determinado número de plazas en cada centro para alumnos con necesidad especifica de apoyo educativo y los de altas capacidades ocupan muchas y no dejan para otros colectivos, la solución no es identificar menos alumnos, sino aumentar el número de plazas y continuar identificando a todos.
Teresa Millán Cases PRESIDENTA DE SIN LÍMITES.

Artículo publicado el 15/04/2018 en la edición de papel del periódico Aragonés HERALDO

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *